martes, 13 de julio de 2010

Vicente del Bosque – seleccionador y ENTRENADOR

Vicente del Bosque

Hay veces en las que no sabes cómo escribir una entrada y luego te sale sola en forma de comentario. Así que esta mañana, leyendo El blog de Fernando Pablos, quedó escrito.

Lo dejo, pues, por aquí:

Lo cierto es que Del Bosque ha devuelto al fútbol al lugar donde tenía que estar. Durante estos días la crítica se ha limitado a ensalzar el juego de equipo sobre las figuras individuales y, entre otras cosas, a aplicar el mérito de todo esto a la escuela de Cruyff y al juego del Barça.

 

Lejos de entrar yo en disputas escolásticas -aunque tal vez lo esté haciendo- creo que Del Bosque (seleccionador y ENTRENADOR) ha ido más allá. Ha marcado un concepto nuevo de juego que abarca no sólo el esfuerzo, la disciplina y el espíritu de equipo (cosas que ya conocíamos)… sino también la cultura deportiva de LOS PRINCIPIOS.

 

La humildad, la disculpa al compañero, la ausencia de protagonismo, y más: ensalzar al compañero, recordar al que no puede estar, dar el mérito al otro, el juego limpio aunque se vaya perdiendo… y muchos otros principios emanados del carácter de este hombre, Del Bosque, que les ha contagiado no sólo como modo de vida, sino también de juego.

 

Ya sé que esto de los principios pueda resultar un poco de “comentario fácil”, pero hemos visto una Selección Española diferente este año. El tema de la Furia -importante, por cierto- ha sido superada por un equipo en el que ganar no era el fin. Estaba cansado de ver una muy buena Selección (históricamente hablando) que sólo llegaba hasta donde le dejaban el árbitro y el juego brutal del adversario.

 

Creo que Alemania también se ha dado cuenta de todo esto, aunque vaya un poco por detrás. Creo que el Real Madrid va, por lo mismo, muy equivocado con Mourinho, una persona que quizá, como Del Bosque, también sea capaz de transmitir todo lo que él es a un equipo (con grandes virtudes, por cierto), pero -muy a diferencia de él… sólo piensa en ganar, aun a costa del despecho y la arrogancia (impresión que me ha dado por lo poco que le he visto y por la literatura -muchas veces engañosa- que he leído; ojalá sea falso este perfil).

 

Tal vez yo esté equivocado, pero mis ojos lo que han visto en este Mundial es un triunfo del espíritu de juego sobre la técnica (muy importante también, desde luego). Ha triunfado el juego limpio sobre las trampas y el juego sucio (aunque estoy harto de eufemismos), la modestia sobre la altivez. Nuestros jugadores han disfrutado jugando y nosotros viéndoles jugar. Otros se quedaron atrás, protestando las decisiones de su propio entrenador y sus propios compañeros, intentando salvar la victoria a costa del “caiga quien caiga”, etc.

 

Del Bosque, con su autoridad y parquedad castellana, unida a una excelente bondad (término usado por los medios) y exquisita diplomacia, no ha permitido ninguna intromisión que descolocara a sus chavales.

 

Ayer, en la celebración, hablaban de él como una persona que “cuando las cosas van mal, da un paso al frente, y cuando van bien, da un paso lateral”. ¡Bravo! por un hombre que ha proyectado su manera de vivir en su manera de jugar y ha echo del juego un proyecto de vida en el que triunfa el esfuerzo y el compañerismo.

Ojalá se entienda mi comentario como algo constructivo. Ojalá creamos en el fútbol como algo que crece, como algo que mejora. Da igual si es a pasos cortos, pero hacia adelante. Sin dejar en el olvido las grandes escuelas, pero añadiendo lo bueno, lo mejor de nosotros mismos.

_________________________________

- Foto Wikipedia.

blog comments powered by Disqus